Mosajco
Agenzia regionale  turismo Regione Campania

Las ciudades limitrofes


La península sorrentina tiene un paisaje único en el mundo en el que se alternan colinas, profundos barrancos, majestuosas montañas donde grandiosa ha sido la obra del hombre, que ha modificado las zonas más inaccesibles transformándolas en las famosas terrazas que se van degradando hasta el mar, en las que ha cultivado naranjas y limones. Son los deliciosos huertos de los que en la primavera exhala un perfume embriagador. El clima suave y seco durante casi todo el año hace de la Península Sorrentina una meta ideal para todas las estaciones.
Si llegan por tierra les dará la bienvenida la ciudad de Meta, secreta, cuyos antiguos caserones y cuyas playas soleadas son dignas de ser descubiertas; Piano di Sorrento, una pequeña ciudad vivaz que mezcla con maestría su propia identidad marítima con la rural y la de ser el activo centro comercial de la península; su baja colina está atravesada por callejuelas a cuyos lados altas paredes encierran antiguos huertos de cítricos. Y además Sant’Agnello, asomada al mar sobre un acantilado de toba, que ha encantado a la casa real de los Borbones y a príncipes de toda Europa, que han construido aquí villas fabulosas. Asomada al mar y rodeada por sus colinas, aparece Sorrento, ciudad internacional. Su centro antiguo, sus puertos, sus huertos de cítricos; y por ifn se llega a la amenísima Massa Lubrense, extremidad de la Península, recostada ante Capri, un oasis natural con innumerables senderos entre antiguos caserones, villas arqueológicas, vegetación mediterránea y panoramas indescriptibles, con un mar y sol de encanto.
 

Sant'Agnello

La ciudad de Sant’Agnello es un pequeño centro agrícola y turístico de La ciudad de Sant’Agnello es un pequeño centro agrícola y turístico de la Península Sorrentina, colocado sobre una terrazza tobácea acerca de 60 mt del nivel de la mar.
Las orígenes de Sant’Agnello son comunes a las de la Península Sorrentina y se datan en época antiquísima. Los primeros en llegar en Península fueron los Osci y los Fenices, y después los Etruscos, los Pelagi, poblaciones que impulsaron notevolemente el comercio al lo largo de nuestras costas. Después sucedieron a estas primeras poblaciones los Griegos, los Samnitas y por últimos los Romanos. A esta población se le reconoce el mérito de haber enriquecido esta tierra con templos y villas patricias: ese periodo fue él de mayor esplendor de la Península. Haciéndose ciudad aparte en el 1866 toma el nombre de su Santo Protector de las parturientas Agnello, venerado en su iglesia parroquial de estilo barroco de época antiquísima y rica de pinturas de considerable valor artístico obra de Gustavo y Giuseppe Mancinelli. El barrio más antiguo de Sant’Agnello, que sigue conservando arquitecturas tales que se puede definir centro histórico es Rione Angri a pocos metros de Piazza Matteotti. En el medio de ésa, realizada a los primeros del ‘900, un Monumento a los Caídos de la primera guerra mundial obra de Giovanni Nicolini. Paseando hasta la mar, a lo largo de Viale dei Pini, se costea la hacienda Il Pizzo, entre las plantaciones de agrios más antiguas de la Península Sorrentina. Poco más allá de la iglesia y el convento de los frailes Capuchinos datado 1546 y frente a la terrazza panorámica de la Marinella, antigua aldea marinera y hoy conocida estación balnearia. A pocos pasos hay el Hotel Cocumella, entre los más antiguos hoteles de la zona, realizado en un convento de los padres gesuitas datado XVI siglo y rodeado por plantas seculares. Sobre la ciudad hay la iglesia de San Giuseppe con frescos de Agostino Pegressi y prosiguiendo el característico barrio Maiano con la particular torre, sede de una muy antigua fábrica de ladrillos. Desde los Colli di Fontanelle, así llamados por las numerosas fuentes de agua, antiguo barrio de Sant’Agnello, es posible admirar un paisaje único. Aquí durante el mes de septiembre se desarrolla la muestra mercado de los productos agrícolas locales. 
colocado sobre una terrazza tobácea acerca de 60 mt del nivel de la mar.
Las orígenes de Sant’Agnello son comunes a las de la Península Sorrentina y se datan en época antiquísima. Los primeros en llegar en Península fueron los Osci y los Fenices, y después los Etruscos, los Pelagi, poblaciones que impulsaron notevolemente el comercio al lo largo de nuestras costas. Después sucedieron a estas primeras poblaciones los Griegos, los Samnitas y por últimos los Romanos. A esta población se le reconoce el mérito de haber enriquecido esta tierra con templos y villas patricias: ese periodo fue él de mayor esplendor de la Península. Haciéndose ciudad aparte en el 1866 toma el nombre de su Santo Protector de las parturientas Agnello, venerado en su iglesia parroquial de estilo barroco de época antiquísima y rica de pinturas de considerable valor artístico obra de Gustavo y Giuseppe Mancinelli. El barrio más antiguo de Sant’Agnello, que sigue conservando arquitecturas tales que se puede definir centro histórico es Rione Angri a pocos metros de Piazza Matteotti. En el medio de ésa, realizada a los primeros del ‘900, un Monumento a los Caídos de la primera guerra mundial obra de Giovanni Nicolini. Paseando hasta la mar, a lo largo de Viale dei Pini, se costea la hacienda Il Pizzo, entre las plantaciones de agrios más antiguas de la Península Sorrentina. Poco más allá de la iglesia y el convento de los frailes Capuchinos datado 1546 y frente a la terrazza panorámica de la Marinella, antigua aldea marinera y hoy conocida estación balnearia. A pocos pasos hay el Hotel Cocumella, entre los más antiguos hoteles de la zona, realizado en un convento de los padres gesuitas datado XVI siglo y rodeado por plantas seculares. Sobre la ciudad hay la iglesia de San Giuseppe con frescos de Agostino Pegressi y prosiguiendo el característico barrio Maiano con la particular torre, sede de una muy antigua fábrica de ladrillos. Desde los Colli di Fontanelle, así llamados por las numerosas fuentes de agua, antiguo barrio de Sant’Agnello, es posible admirar un paisaje único. Aquí durante el mes de septiembre se desarrolla la muestra mercado de los productos agrícolas locales. 

OASI IN CITTA' SANT'AGNELLO

OASI IN CITTA' SANT'AGNELLO

L’OASI IN CITTA’ è un'area urbana restituita alla naturalità: quattromila metri quadrati con quasi 6.000 piante, di 70 specie arboree diverse, quasi tutte autoctone, che coprono un parcheggio interrato. Un rigoglioso angolo di macchia mediterranea dove la vegetazione e un lago hanno contribuito a creare un habitat "colonizzato" da upupe, occhiocotti e cinciarelle, che hanno già nidificato.
Ideata e progettata dal WWF Terre del Tirreno l’oasi è aperta al pubblico il martedì,giovedì,sabato e domenica dalle ore 10,00 alle ore 12,30 e dalle 16,30 alle 19,30 (orari stagionali da verificare)
Mercoledì e Venerdì solo visite guidate per gruppi e scolaresca da prenotare
Chiusura Lunedì
Informazioni e Prenotazioni: Tel. 081.8072533 – E-mail wwfterredeltirreno@gmail.com
Sant'Agnello
Sant'Agnello_Villa Niccolini
Sant'Agnello - Viale dei Pini

Piano di Sorrento

Viva ciudad y activo centro comercial se extiende en la parte central de la península entre el golfo de Salerno y él de Nápoles. Su historia data del período neolítico, como testimonian los numerosos e interesantes restos hallados en la cueva de Matera. Durante los siglos su historia se ha desarrollado paralelamente a la de Sorrento, de que obtuvo la autonomía en el 1808 haciéndose ciudad aparte.
Para visitar:
Villa di Sangro di Fondi, artístico edificio neoclásico circundado por un jardín secular con terraza sobre el mar, sede del museo arqueológico de la Península Sorrentina titulado a George Vallet. En el museo se hallan restos juntados y ordenados desde la edad prehistórica hasta la edad romana recuperardos en la Península Sorrentina.
La Basílica de San Miguel Arcángel, probablemente construída sobre un templo pagano, guarda pinturas de los siglos XVI y XVII y algunas estatuas en mármol representando ángeles y atribuídas a la escuela de Bernini.
La aldea marinera de Marina de Cassano, antiguo atraque y sede de astilleros, recién restaurada y equipada de puerto deportivo. 

Piano di Sorrento
Piano di Sorrento - Porto
Piano di Sorrento - Villa Fondi
Panorama di Meta
Panorama da Meta

Meta

La fundación de Meta se data alrededor del VII siglo d.C. En el IX siglo los metesi poseían una óptima Marina Mercante y frecuentaban los puertos del Oriente, incluso los de Palestina.
La historia de la ciudad está estrechamente conectada con la de la Península y de todo el Reino de Nápoles. Se piensa que fuesen muy devotos a la Virgen del Taborre, cuya estatua fue transferida a Meta. Despuès de una aparición divina entre ramas de laurel tomó el nombre de Virgen del Laurel. En el sitio de la aparición fue edificada la Basílica dedicada a la Virgen del Laurel. En periodo medieval Meta y Piano de Sorrento estaban juntadas en un única ciudad y no toleraban la presencia de la nobleza sorrentina que las cargaba con muchos tributos y las oprimía politicamente hasta negando la participación al Parlamento e imponiendo sus leyes y ordenanzas.
Durante la gran invasión de los Sarracenos en 1541 Meta junto a Sorrento y Massa conoció sitios, estragos e incendios, pero enfrentó valientemente los navíos de los enemigos que cederon sólo después una batalla agotadora. En 1819 Meta se hizo ciudad autónoma hasta el período fascista, y en 1927 fue unida a Sorrento junto a Piano y Sant’Agnello, formando la “Grande Sorrento” único municipio. En 1946 volvió a hacerse municipio autónomo. 
Hay diferentes interpretaciones alrededor de las orígenes del nombre de Meta: alguien afirma que llega desde el nombre de una casa antiquísima que no fue nunca llevada a término; otros dicen que deriva desde unas uvas cultivadas sobre los cerros de Meta; otros más creen que llegue desde su posición geográfica, porque donde actualmente hay la Basílica de la Virgen del Laurel, en los tiempos antiguos había la piedra miliar terminal de la Península Sorrentina.
Por visitar la Basílica de la Virgen del Laurel (XVIII), la fachada neoclásica se eleva encima de una hermosa escalinata, dentro de un púlpito marmóreo del siglo XIX, estatuas y armarios de madera taraceada del siglo XVIII. La entrada de madera ricamente taraceada con baldos de subjetos religiosos.

Meta
Meta

Massa Lubrense

Zona panorámica con un clima excelente recoge 18 pequeño pueblos de belleza deslumbrabte que ofrecen paisajes diferentes y únicos
Sant’Agata sui due Golfi, situada en la colina que hay entre los magníficos golfos de Nápoles y Salerno
La mágica Bahía de Jeranto, paraíso extremo e incotaminado que pone fin a la franja extrema de tierra de Punta Campnella.
Una de los mayores recursos turísticos de la península sorrentina está constituida por esta población caracterizada por su vegetación mediterránea, cultivaciones típicas y costas que caen al mar. 
Una de las actividades promovidas en esta óptica ha sido el descubrimiento y delimitación de una serie de recorridos peatonales. En 1990 se trazaron, en el ayuntamiento de Massa Lubrense, hasta 22 itinerarios peatonales de unos 110 kilómetros en total, lejos de las carreteras y de las grandes concentraciones urbanas. 
A lo largo de los senderos, señalados de manera clara y legible, se pueden redescubrir lugares llenos de recuerdos históricos, puntos panorámicos, antiguos caserones a través de limoneros, encinares costas soleadas a través de una naturaleza floreciente y siempre verde, típica de toda la península sorrentina.
 

 

Massa Lubrense - Marina della Lobra
Massa Lubrense - Baia di Jeranto
Massa Lubrense - Torre di Crapolla

Fotos de Agostino Di Maio


Búsqueda
Categorías

Modelo

Ciudad
Ubicación
Azienda Autonoma di Soggiorno e Turismo di Sorrento-Sant\'Agnello

Tour fotografico


Bluprint Agenzia Regionale Turismo Regione Campania - Sede di Sorrento - Sant'Agnello
Registered office: Via Santa Lucia, 81 - 80143 NAPOLI
Headquarters: Via Luigi De Maio, 35 - 80067 SORRENTO
Phone: +39 081 8074033 - Fax: +39 081 8773397 - PEC: info@sorrentotourism.it - E-mail: info@sorrentotourism.com
email ARETUR aretursorrento@gmail.com

Powered by Mosajco CMS